Torremocha del Jarama II - Otto Medem Arquitectura

Torremocha del Jarama II

Torremocha del Jarama II - Otto Medem Arquitectura
Torremocha del Jarama II - Otto Medem Arquitectura
Torremocha del Jarama II - Otto Medem Arquitectura
Torremocha del Jarama II - Otto Medem Arquitectura
Torremocha del Jarama II - Otto Medem Arquitectura
Torremocha del Jarama II - Otto Medem Arquitectura
Torremocha del Jarama II - Otto Medem Arquitectura
Torremocha del Jarama II - Otto Medem Arquitectura
Torremocha del Jarama II - Otto Medem Arquitectura
Torremocha del Jarama II - Otto Medem Arquitectura
Continuar leyendo hacia abajo
Inicio/Proyectos/Viviendas unifamiliares/Torremocha del Jarama II

Torremocha del Jarama II - Otto Medem Arquitectura

Vivienda unifamiliar

TORREMOCHA DEL JARAMA II.

El proyecto se realiza en la sierra madrileña, un entorno propicio para el sosiego dominado por vegetación y naturaleza. El acceso a la vivienda se realiza a través de un patio, que le protege de la carretera y aproxima los espacios vivideros a las colinas circundantes, a la naturaleza.

La cocina adquiere especial relevancia en este proyecto al posicionarse en el centro de la casa; el fuego, el hogar como núcleo de reunión de sus moradores.

La forma que domina en planta es el rectángulo, que en uno de sus extremos se quiebra y gira en busca del paisaje, tratando de visualizar la línea de horizonte que se esconde entre las colinas.

Diversos huecos y ventanales tratan de tamizar la luz solar al interior.

Las cualidades de la parcela y la piedra pizarra característica del lugar, fueron de gran ayuda para la concepción de espacios, volúmenes y materialidad.

La construcción de la vivienda se realiza mediante una estructura de muros de carga de ladrillo, pilares metálicos y forjados unidireccionales de hormigón y una cubierta inclinada, con canalones ocultos que hacen que las aristas definan los límites de la vivienda.

El conjunto volumétrico deja percibir cómo la vivienda se adapta a la topografía escarpada del lugar desde donde domina el paisaje, soleamiento y diálogo con su entorno más inmediato. Una composición en armonía con los pliegues pétreos de Torremocha del Jarama.

Una construcción sencilla, sin grandes alardes tecnológicos y económica, sin tener que renunciar por ello a una estética de vanguardia.